fbpx
La fiesta ajena, de Liliana Heker

La fiesta ajena, de Liliana Heker

La fiesta ajena, de Liliana Heker Nomás llegó, fue a la cocina a ver si estaba el mono. Estaba y eso la tranquilizó: no le hubiera gustado nada tener que darle la razón a su madre. ¿Monos en un cumpleaños?, le había dicho; ¡por favor! Vos sí que te creés todas las...
El club de los perfectos, de Graciela Montes

El club de los perfectos, de Graciela Montes

El club de los perfectos   Hay gente que ya está cansada de que yo cuente cosas del barrio de Florida. Pero no es culpa mía: en Florida pasa cada cosa que una no puede menos que contarla. Como la historia esa del Club de los Perfectos. Porque resulta que los...
Otra vuelta de tuerca, de Henry James (comienzo)

Otra vuelta de tuerca, de Henry James (comienzo)

La historia nos había tenido en alrededor del fuego, pero aparte de la obvia reflexión de que era siniestra, como esencialmente debe serlo toda extraña historia contada una noche de Navidad en una vieja casa, no recuerdo que sobre ella se hiciera ningún comentario,...
Última vuelta, de Samanta Schweblin

Última vuelta, de Samanta Schweblin

Última vuelta, de Samanta Schweblin Julia me sonríe desde el otro caballo. Cuando el animal sube, las luces le iluminan el pelo; cuando baja, ella se toma del mástil y se arquea hacia atrás, sin dejar de mirarme. Somos indias hermosas. En la calesita, montamos...
Sonatina, de Rubén Darío

Sonatina, de Rubén Darío

La princesa está triste… ¿qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color. La princesa está pálida en su silla de oro, está mudo el teclado de su clave de oro; y en un vaso olvidado se desmaya una...
Hijo de madre viuda, de César Bruto

Hijo de madre viuda, de César Bruto

  El ser hijúnico de madre viuda, o sea no tener arriba del mundo más familia que la madre noble que nos da la vida y uno agarra y les paga con ser ingrato, como dise el tango de josE betinotI que mi tío aquileZ lo guarda en disco y lo toca cuando está triste y...