fbpx
Irman, de Samanta Schweblin

Irman, de Samanta Schweblin

Oliver manejaba. Yo tenía tanta sed que empezaba a sentirme mareado. El parador que encontramos estaba vacío. Era un bar amplio, como todo en el campo, con las mesas llenas de migas y botellas, como si hubiera almorzado un batallón hace un momento y todavía no...
Pájaros en la boca, de Samanta Schweblin

Pájaros en la boca, de Samanta Schweblin

Pájaros en la boca, de Samanta Schweblin El auto de Silvia estaba estacionado frente a la casa, con las balizas puestas. Me quedé parado, pensando en si había alguna posibilidad real de no atender el timbre, pero el partido se escuchaba en toda la casa, así que apagué...
Bestiario, de Julio Cortázar

Bestiario, de Julio Cortázar

Bestiario, de Julio Cortázar Entre la última cucharada de arroz con leche —poca canela, una lástima— y los besos antes de subir a acostarse, llamó la campanilla en la pieza del teléfono e Isabel se quedó remoloneando hasta que Inés vino de atender y dijo algo al...