Te proponemos dos ejercicios para registrar y profundizar la información que recibiste de tu nuevo personaje:

  1. El perfil. Se trata de un texto descriptivo que incluye tres aspectos del personaje:

-dimensión física: edad, sexo, aspecto físico, salud/enfermedad, tics, activo o lento, etc.

-dimensión psicológica: historia familiar, autoestima, actitud frente a la vida, habilidades, cualidades, valores que sustenta, coeficiente intelectual, vida sexual, etc.

-dimensión social: clase a la que pertenece, barrio, ocupación de sus padres, trabajo, cargo, educación, religión, etnia, amistades, etc.

Escribí un perfil de tu personaje en no más de una página.

 

  1. La biografía. Se trata de un texto narrativo que sigue la historia de la vida del personajes desde su nacimiento hasta el momento en el que empieza la historia.

Resulta muy productivo definir los aspectos profesional, personal y privado del personaje.

Aspecto profesional: ¿Cómo se gana la vida su protagonista? ¿Cómo son las relaciones con su jefe? ¿Buenas? ¿Malas? ¿Te parece que lo hacen a un lado? ¿Cree que se aprovechan de él? ¿Que le pagan poco? ¿Cuánto tiempo lleva trabajando tu personaje en su actual empleo? ¿Cómo son sus relaciones con sus compañeros de trabajo? ¿Alterna con ellos? ¿Cómo empezó su carrera?

Vida personal: ¿Es una persona soltera, casada, viuda, divorciada o separada? Si está casada, ¿cuánto tiempo hace y con quién? ¿Cómo se conocieron? ¿En una cita a ciegas? ¿Por casualidad? ¿En una reunión de negocios? ¿Es un buen matrimonio? ¿Un matrimonio que agoniza?

La vida privada es lo que hace su personaje cuando él o ella está a solas. ¿Qué aficiones o intereses tiene? ¿Sale a correr? ¿Va a clases de gimnasia? ¿A cursos introductorios universitarios? ¿Le gusta la cocina, la talla en madera, el bricolage, la pintura, la literatura?

Escribí una biografía de tu personaje en no más de tres páginas.