Este taller fusiona la escritura y la actuación. El juego teatral es el disparador para crear tu personaje. Nos disponemos a pausar la mente y activar el cuerpo. Salimos de nuestra manera cotidiana de movernos para descubrir nuevas formas. Sin darnos cuenta, encontramos una semilla: el punto de partida para escribir una historia, una escena, un monólogo.

¿Cuándo, dónde, cuánto?

Duración: Un encuentro de 4 horas
Horario: sábados de 15 a 19 hs.
Próxima fecha: 1ero de septiembre.
Lugar: Oi Hoy (14 de julio 426)
Arancel: $750.
¡Consultá por descuentos abonando por adelantado!

¿Cómo es la dinámica de la clase?

1) Entrada en calor. Relajamos, calentamos y estiramos el cuerpo.

2) Juegos teatrales en grupo. Exploramos diferentes formas de movernos en el espacio y en relación a los otros.

3) Construcción del personaje. Salimos de nuestro eje para encontrar una nueva figura corporal que será la plataforma para imaginar el personaje.

4) Escritura de un monólogo. A partir de consignas creativas, usamos la escritura para profundizar en el mundo del personaje. Definimos una situación o conflicto que decantará en la construcción del monólogo.

5) Presentación del personaje. Recuperamos la figura corporal y leemos el monólogo para los compañeros.

Acerca de nosotras


Cecilia Maugeri (coordinación):
Siempre me gustó escuchar historias, leerlas, mirarlas, meterme en los mundos de ficción. Viajar con las palabras y contagiar esas ganas a los demás. Creo que por eso soy profe de Literatura. Me apasionan todas las artes, pero el teatro me llama por la magia del vivo. Me fascina ver cómo los actores se transforman para llevarnos a otros universos. Ahora estoy uniendo estos dos amores a través de la dramaturgia.

Luli Cabral (asistencia): Empecé a estudiar teatro para salir de la rutina y me encontré con una pasión. Hoy tengo la suerte de dedicarme 100% al teatro. Lo que me mueve es poder contar historias que lleguen a la gente y jugar a ser otra. Me divierte mucho hacer teatro callejero y trabajar la máscara. Ahora estoy actuando en “El deseo atrapado por la cola”, una obra de Pablo Picasso -¡surrealismo total!- que nos permite jugar con personajes extremos.

¡Escribinos!