fbpx

Les propongo escribir a partir de una imagen recurrente. Puede ser una obsesión propia o de un personaje. La idea es comenzar con la relación que se genera con esa imagen y desarrollarla en un pequeño relato. Por ejemplo: ¿qué tipo de conflicto puede generar en un personaje la obsesión por los relojes? Les dejo un relato de Borges publicado en El hacedor para empezar a pensarlo.

Los que se animen, pueden enviarme sus textos aquí.

¡Inténtenlo en sus casas!

Dali, Salvador.-Trigres-elefantes-510197[1]

Dreamtigers

En la infancia yo ejercí con fervor la adoración del tigre: no el tigre overo de los camalotes del Paraná y de la confusión amazónica, sino el tigre rayado, asiático, real, que sólo pueden afrontar los hombres de guerra, sobre un castillo encima de un elefante. Yo solía demorarme sin fin ante una de las jaulas en el Zoológico; yo apreciaba las vastas enciclopedias y los libros de historia natural, por el esplendor de sus tigres. (Todavía me acuerdo de esas figuras: yo que no puedo recordar sin error la frente o la sonrisa de una mujer.) Pasó la infancia, caducaron los tigres y su pasión, pero todavía están en mis sueños. En esa napa sumergida o caótica siguen prevaleciendo y así: Dormido, me distrae un sueño cualquiera y de pronto sé que es un sueño. Suelo pensar entonces: Éste es un sueño, una pura diversión de mi voluntad, y ya que tengo un ilimitado poder, voy a causar un tigre.

¡Oh, incompetencia! Nunca mis sueños saben engendrar la apetecida fiera. Aparece el tigre, eso sí, pero disecado o endeble, o con impuras variaciones de forma, o de un tamaño inadmisible, o harto fugaz, o tirando a perro o a pájaro.

Jorge Luis Borges

¿Querés compartir el posteo? ¡Di que sí, di que sí!