fbpx

Espantap√°jaros 14, de Oliverio Girondo

Espantap√°jaros 14, de Oliverio Girondo

Mi abuela -que no era tuerta- me dec√≠a: ¬†Las mujeres cuestan demasiado trabajo o no valen la pena. ¬°Puebla tu sue√Īo con las que te gusten y ser√°n tuyas mientras descansas!¬†No te limpies los dientes, por lo menos, con los sexos usados. Reh√ļye, dentro de lo posible, las enfermedades ven√©reas, pero si alguna vez necesitas optar entre un premio a la virtud y la s√≠filis, no trepides un solo instante:¬†¬°El mercurio es mucho menos pesado que la abstinencia!¬†

Cuando unas nalgas te sonrían, no se lo confíes ni a los gatos. Recuerda que nunca encontrarás un sitio mejor donde meter la lengua que tu propio bolsillo, y que vale más un sexo en la mano que cien volando.

Pero a mi abuela le gustaba contradecirse, y después de pedirme que le buscara los anteojos que tenía sobre la frente, agregaba con voz de daguerrotipo: La vida -te lo digo por experiencia- es un largo embrutecimiento. Ya ves en el estado y en el estilo en que se encuentra tu pobre abuela. ¡Si no fuese por la esperanza de ver un poco mejor después de muerta!

La costumbre nos teje, diariamente, una telara√Īa en las pupilas. Poco a poco nos aprisiona la sintaxis, el diccionario, y aunque los mosquitos vuelen tocando la corneta, carecemos del coraje de llamarlos arc√°ngeles. Cuando una t√≠a nos lleva de visita, saludamos a todo el mundo, pero tenemos verguenza de estrecharle la mano al se√Īor gato, y m√°s tarde, al sentir deseos de viajar, tomamos un boleto en una agencia de vapores, en vez de metamorfosear una silla en un transatl√°ntico.

Por eso -aunque me creas completamente chocha- nunca me cansaré de repetirte que no debes renunciar ni a tu derecho de renunciar. El dolor de muelas, las estadísticas municipales, la utilización del aserrín, de la viruta y otros desperdicios, pueden proporcionarnos una satisfacción insospechada. Abre los brazos y no te niegues al clarinete, ni a las faltas de ortografía.

Confecciónate una nueva virginidad cada cinco minutos y escucha estos consejos como si te los diera una moldura, pues aunque la experiencia sea una enfermedad que ofrece tan poco peligro de contagio, no debes exponerte a que te influencie ni tan siquiera tu propia sombra. ¡La imitación ha prostituido hasta a los alfileres de corbata!

Oliverio Girondo

Fuente: http://www.epdlp.com/texto.php?id2=588

¬ŅQuer√©s seguir leyendo?

¡En mi biblioteca hay un montón de textos geniales!

¬ŅTe gusta escribir?

No te pierdas las propuestas de mis talleres de escritura.

¬ŅQuer√©s compartir el posteo? ¬°Di que s√≠, di que s√≠!

¬°Clase abierta y gratuita del Laboratorio de lectura!

Si est√°s ac√° es porque am√°s la lectura tanto como nosotras. Por eso te invitamos a participar de una clase abierta y gratuita del¬†Laboratorio de lectura. Es 100% online, as√≠ que pod√©s hacerla desde donde quieras y en cualquier momento. ¬ŅTe anim√°s?

¬°Listo! Si no te llega enseguida el mail, cheque√° en spam, promociones o correo no deseado. Si surge alg√ļn inconveniente, pod√©s escribirme a contacto@ceciliamaugeri.com.ar