Hombre de la esquina rosada, de Jorge Luis Borges

Hombre de la esquina rosada, de Jorge Luis Borges

Hombre de la esquina rosada  A Enrique Amorim  A mi, tan luego, hablarme del finado Francisco Real. Yo lo conocí, y eso que éstos no eran sus barrios porque el sabía tallar más bien por el Norte, por esos laos de la laguna de Guadalupe y la Batería. Arriba de tres...
Mi primer concierto, de Felisberto Hernández

Mi primer concierto, de Felisberto Hernández

Mi primer concierto El día de mi primer concierto tuve sufrimientos extraños y algún conocimiento imprevisto de mí mismo. Me había levantado a las seis de la mañana. Esto era contrario a mi costumbre, ya que de noche no sólo tocaba en un café sino que tardaba en...
Una gallina, de Clarice Lispector

Una gallina, de Clarice Lispector

Era una gallina de domingo. Todavía vivía porque no pasaba de las nueve de la mañana. Parecía calma. Desde el sábado se había encogido en un rincón de la cocina. No miraba a nadie, nadie la miraba a ella. Aun cuando la eligieron, palpando su intimidad con...
Los sueños de Leopoldina, de Silvina Ocampo

Los sueños de Leopoldina, de Silvina Ocampo

Los sueños de Leopoldina  Desde el nacimiento de Leopoldina en la familia de Yapurra, las mujeres llevaban nombres que empiezan con L, y a mí por ser tan pequeño, me llamaban Changuito. Ludovica y Leonor, que eran las menores, buscaban un milagro, junto al arroyo,...
¡Bienvenid@ a mi BLOG!

¡Qué alegría que hayas llegado hasta acá!
Si te interesa el contenido del blog y querés estar al tanto de las publicaciones, te invito a que te suscribas al newsletter. Te prometo que solamente te van a llegar las entradas del blog. Sin promociones ni cosas raras. Será, como máximo, un mail por semana. Y podés desuscribirte cuando quieras con un solo click.
¿Qué te parece?