Cartas a un joven poeta, de Rainer María Rilke

París, a 17 de febrero de 1903 Muy distinguido señor: Hace sólo pocos días que me alcanzó su carta, por cuya grande y afectuosa confianza quiero darle las gracias. Sabré apenas hacer algo más. No puedo entrar en minuciosas consideraciones sobre la índole de sus...